Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar los servicios, obtener información estadística, mostrar publicidad personalizada a través del análisis de su navegación, así como para programas de afiliación.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Ley 8/2013, de 26 de junio, de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas

Con una batería de medidas y de importantes modificaciones legislativas, esta ley se enmarca en un contexto de crisis económica, y pretende la reactivación de la actividad económica del sector de la construcción, actuando sobre el patrimonio inmobiliario y las edificaciones existentes y considerando la improcedencia de las anteriores políticas de expansión, como la generación de nueva ciudad y nuevas viviendas. Según el preámbulo de la Ley, los objetivos que persigue son:

En primer lugar, potenciar la rehabilitación edificatoria y la regeneración y renovación urbanas, eliminando trabas actualmente existentes y creando mecanismos específicos que la hagan viable y posible.

En segundo lugar, ofrecer un marco normativo idóneo para permitir la reconversión y reactivación del sector de la construcción, encontrando nuevos ámbitos de actuación, en concreto, en la rehabilitación edificatoria y en la regeneración y renovación urbanas.

 

En tercer lugar, fomentar la calidad, la sostenibilidad y la competitividad, tanto en la edificación, como en el suelo, acercando nuestro marco normativo al marco europeo, sobre todo en relación con los objetivos de eficiencia, ahorro energético y lucha contra la pobreza energética.

Publicada en el boletín Oficial del Estado del 27 de junio de 2013, ha entrado en vigor el día 28 de junio. Entre otras, modifica la Ley de Propiedad Horizontal, la Ley de Ordenación de la Edificiación, la Ley de enjuiciamiento civil, el Decreto que regula el código Técnico de Edificación, la Ley del suelo..., así hasta 17 disposiciones finales que modifican otras tantas normas legislativas con rango de ley o decreto ley.

En sus dos títulos, contiene la regulación básica del Informe de Evaluación de los Edificios, como instrumento que permita disponer de la información precisa para evaluar el cumplimiento de las condiciones básicas legalmente exigibles, tanto en materia de conservación, como de accesibilidad y de eficiencia energética. En el Título segundo regula las actuaciones sobre el medio urbano, incidiendo fundamentalmente en la rehabilitación edificatoria, identificando los sujetos legitimados para participar en ellas y ofreciendo nuevos instrumentos de gestión. En las dispociciones adicionales, la Ley establece las infracciones en materia de certificación de la eficiencia energética de los edificios y las sanciones, así como su graduación.

El régimen transitorio contiene dos disposiciones. La primera de ellas tiene como objeto establecer el calendario para que los propietarios de las edificaciones a que hace referencia el artículo 4 se doten del Informe de Evaluación regulado por esta Ley. La segunda establece, con carácter excepcional, y durante un período que no excederá de cuatro años, una norma transitoria que trata de adecuar (limitando o eliminando), en la gestión de suelo, la reserva mínima obligatoria de nueva vivienda protegida a la realidad del mercado, así como a la de sus potenciales beneficiarios.

Enlace al texto completo de la ley.

 

 

Legal y Fincas. Administracion de Fincas y Despacho de Abogados. Administradores de Fincas en Caceres y provincia. Legal y Fincas S.L.P. 2015

Politica de Privacidad